Punto de Encuentro Familiar para situaciones de Violencia de Género (PEFVG) se llevó a cabo en las mismas dependencias judiciales en las que se desarrolla la actividad de la Oficina de Huelva del Servicio de Asistencia a Víctimas en Andalucía (SAVA), habiendo sido habilitada ésta para el trabajo con menores. Se acondicionó el espacio de tal manera que los niños y niñas pudiesen sentirse cómodos y cómodas en él, ya que es vital que los/as menores se encuentren en un ambiente acogedor y neutral para facilitar el encuentro con el progenitor no custodio.

Es interesante resaltar la importancia que tuvo el hecho de encontrarse el PEFVG en las dependencias judiciales. En primer lugar, la ciudadanía percibe una actuación integral y coordinada entre las distintas administraciones comprometidas, principalmente la Consejería con competencias en Justicia, la propia Justicia, los/as profesionales implicados y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Esto proyecta una solidez y una garantía en los programas y en las atenciones que se prestan, que dan a las personas que participan una confianza en los mismos. Todo ello repercute en un mejor funcionamiento del Servicio y en un acercamiento de la Justicia a los ciudadanos y ciudadanas.

En segundo lugar, la presencia de las fuerzas de seguridad tiene un importante papel preventivo, evitando el posible surgimiento de situaciones de conflicto, dado que en estos casos es fundamental evitar e impedir el encuentro entre ambas partes por la existencia de órdenes de protección. Además, las progenitoras custodias manifiestan mayor tranquilidad por la presencia de dicha seguridad.

Se garantiza la seguridad de los/as usuarios/as y la seriedad en el cumplimiento de los regímenes de visita. Por último, el hecho de utilizar las dependencias adscritas al SAVA supuso una rentabilización de los recursos.